jueves, 11 de junio de 2009

El análisis de las Elecciones Europeas de un canario “raro”.


Si, vale, lo reconozco soy raro, soy uno de esos bichos raros que el pasado 7 de junio se acercó a votar y encima no votó por ninguno de los tres partidos mayoritarios en Canarias. Si, soy raro, un trabajador canario raro que en vez de apoyar a alguno de los tres partidos responsables de este cataclismo económico y social que ahora vivimos me fui a un voto de izquierda soberanista. Soy tan raro que la verdad que no veo normal que en un País como el nuestro, donde el paro según la Cámara de Comerció tinerfeña se llegará al 30% en este año, donde tenemos unos de los sueldos medios más bajos del Estado, donde sufrimos las mayores tasas de precariedad laboral, las peores cifras de fracaso escolar o de pobreza, en esta tierra los pocos que votaron encima votaron mayoritariamente a la derecha más española y liberal.
La verdad que sólo ese dato refleja que una parte importante de la sociedad está demasiado informada por unos hábiles medios de desinformación y que la otra está bastante anestesiada frente a lo que sucede con su realidad y entorno. Incluso parece que en aquellos lugares con casos abiertos de corrupción los ciudadanos y ciudadanas se vuelcan a votar por esos partidos aún más, al estilo Berlusconi en el País de la mafia y una de las cunas de la civilización ¿tendrá que ver con la canción esa que decía “...de alta cuna de baja cama...”?.
Creo que a nadie debe de sorprender de todas formas las cifras de votos de los grandes partidos, al fin y al cabo plantearon una campaña basada en un bipartidismo que hasta CC ha criticado (que curioso que ahora se quejen) Estoy seguro que muchos de aquellos que se acercaron a escoger la papeleta en su colegio electoral se vieron sorprendidos por ver treinta y cinco distintas, tal vez hasta se pensarían que era una cámara oculta, porque en televisión, periódicos y radio a lo sumo verían dos o tres.
Como canario, raro y orgulloso que soy, me he dedicado a intentar observar algunos aspectos que por lo menos a mí me preocupan e interesan.
En el contexto del Estado Español me llama la atención y me parece extremadamente peligroso el importante avance de las fuerzas ultraderechistas. Frente a los aproximadamente 20.764 votos que estos grupos que van desde los falangistas a los ultra nacionalistas españoles pasando por los grupos católicos-franquistas obtuvieron en el 2004 en esta ocasión superaron los 74.000 votos. Eso significa que casi triplican el número de simpatizantes de estas ideologías. Aunque tal vez podría, no incluyo a este análisis a UPyD o Libertas que en su postura sobre los derechos nacionales de los pueblos que conforman el Estado se encuentra a la un poco a la derecha del PP y muy cercana al pensamiento de los grupos de ultraderecha.
En Canarias también existe un peligroso avance de ese voto ultra, en nuestro caso su apoyo se multiplica casi por cuatro. Pasan de los 563 del año 2004 a los cerca de 2314, algo que debería de hacernos reflexionar a tod@s sobre ese avance de los partidos de ideología ultra. Aunque son cifras muy minoritarias en relación con el total de electores debemos de estar atentos y evitar que estos grupos se alimenten de la xenofobia y el miedo que se está presente en parte de nuestra población.
Este avance de la ultra derecha no es algo exclusivo del Estado Español, al contrario muchos Estados europeos han permitido la llegada de grupos de carácter xenófobo e incluso violento al Parlamento caso del BNP inglés o de la Liga Norte italiana. Se cumple una vez más esa enseñanza histórica de los años treinta, en donde en las sociedades políticamente y económicamente más avanzadas surgieron con la gran crisis del 29 importantes partidos fascistas. Ahora, una clase trabajadora empobrecida y asustada por la posibilidad de perder su empleo a manos de trabajadores de otros países se acerca a fuerzas que le defienden de “invasores” o rememoran la idea que les enseñaron en la escuela de la “España Imperial” y el pánico ante la simple idea de “ruptura de España”.
A la izquierda del PSOE (cosa no demasiado difícil) se han producido movimientos interesantes, empezando por una mayor dispersión del voto, con la aparición de numerosos nuevos partidos de izquierda, una de las plagas más graves y destructivas que aquejan a la izquierda mundial.
En el Estado Español sumando todos los votos de fuerzas a la izquierda del PSOE tenemos que en el año 2004 se recogieron poco más de 1.230.000 votos, mientras que en estas elecciones los resultados están en 1.381.149 votos, unos ciento cincuenta mil nuevos votos de izquierda, muchos de ellos cosechados por la candidatura de Iniciativa Internacionalista.
En nuestra tierra el crecimiento del voto de izquierda es mucho más moderado ya que mientras que en el 2004 hubo 18.237 votos en este campo en estas elecciones se han sumado 24.022 votos, unos seis mil votos más. En este sentido, a pesar de la dispersión en forma de muchos pequeños partidos que suele desanimar al voto, se ha conseguido incrementar el número de votos disconformes y parte de los electores parecen haber entendido que deben apoyar candidaturas de izquierda.
En general me resultan destacables las entradas políticas realizadas por parte de I.I.-SP e Izquierda Anticapitalista, así como el crecimiento de votos del PCPE en el Estado y Canarias que casi triplican sus apoyos, tal vez a costa de parte del electorado de IU.
Debemos de constatar además el mantenimiento del voto verde en un contexto donde muchos piensa que lo único verde que quiere ver la gente son los famosos brotes.
Francamente me hubiera gustado ver a Alfonso Sastre en el Parlamento Europeo, creo que él o Doris Benegas hubieran sido unos magníficos parlamentarios, por desgracia la campaña de criminalización y de desmovilización entre la izquierda ha podido más.
No pierdo la esperanza, nunca lo hago (hasta el momento) a pesar de los resultados obtenidos por la izquierda en Canarias, por eso el domingo siete me acerqué a la urna y deposité mi voto, el más antisistema y “raro” que encontré, tal vez en gran parte porque aún sigo pensando que nuestros votos pueden cambiar las cosas, lo que además de raro posiblemente también me coloque también en el grupo de los “un poco ingenuos”. Me alegra que más de mil paisanos hayan pensado lo mismo que yo, aunque también estoy orgulloso de los otros veintitrés mil que eligieron otra opción del abanico de la izquierda más o menos real, más o menos honesta, pero izquierda al fin y al cabo.

13 comentarios:

Blog de Paco Piniella dijo...

La política es una herramienta para tomar el poder compañero, de nada valen las opciones utópicas si no tienen capacidad de acción y movilización.
Comprendo tus reticencias hacia mi partido, el PSOE, pero no veo otra opción alternativa posible, una alternativa real de gobierno.
Es una opinión diferente a la tuya, pero quería expresarla.
Salud y República.

Ascanio dijo...

Por desgracia mi principal reticencia es que la alternativa real que tú me dices no es una alternativa, es más de lo mismo...la misma sopa con fideos en vez de estrellitas, pero sopa al fin y al cabo.
Me pregunto que pensaban de Pablo Iglesias y de su partidito en 1879 ¿tal vez lo llamaban utópico?¿y a Pablo le habría gustado el PSOE que ayuda a los bancos?

bitdrain dijo...

Que analisis hace usted de los votos cosechado de UPyD en Canarias?

Para cuando una plataforma canaria como referente politico...

Ascanio dijo...

Sinceramente amigo bitdrain me parece un bluf momentaneo animado por un sector de los medios descontento con el PP "blando" y que sabe que Rosa Díez les resta votos a los dos partidos principales...Mis preguntas son ¿podrá Rosa Díez articular un partido nacido de ella misma? de tener éxito en las municipales ¿los concejales de UPyD se moverán por ideología?¿por cuál?...el gran peligro que tiene UPyD es el morir de éxito con unos cuantos cientos de conversos que se vuelvan rana.

Tamanca dijo...

Resulta también curioso ver a los interventores del tripartidismo quejándose del "exceso de partidos políticos" que se presentaban a las elecciones, buena muestra de su "talante" democrático.

En cuanto al voto de UPyD, por los comentarios que pude oir de la gente que había votado, suele responder más bien a un tipo específico de votante, normalmente de avanzada edad.

En La Verdellada (sin contar al Barrio Nuevo, es decir, al otro lado del barranco) II-SP sacó 5 votos.

bitdrain dijo...

Yo creo que es bueno para el sistema que surja UPyD, pero no termino de entender que una opción como esa pueda cosechar votos en Canarias.

Un saludo.

Utah dijo...

Ayer mismo casi pierdo los estribos tratándo de explicar a alguien que en la mayoría de los casos la no identificación con un partido político es producto de la falta de iniciativa personal para informarse por uno mismo.

Todos saben que los medios están comprados, todos saben que la censura y la manipulación siguen vigentes... sin embargo esperan que esos mismos medios les informen sobre las demás candidaturas.

Yo creo que son más ingenuos los que no votan por ese motivo.

Luego está el que dice que votar es participar de un sistema corrupto, y que lo que ellos hacen es no implicarse como cuando ves cartas marcadas en una ronda de envite; pero no ven que si se levantan de la mesa no le afectará la partida, cosa que sí ocurre con los resultados de unas elecciones.

Seamos sensatos, la supuesta reflexión sobre la abstención y la subida de la derecha va a durar dos semanas a lo sumo. Luego comenzarán a legislar y nadie cuestionará la legitimidad de sus decisiones porque no hay por ninguna parte una especie de quorum electoral; si existiese entonces sí que el absentismo haría daño.

En fin, gran reflexión, un saludo.

Ascanio dijo...

Tienes toda la razón Utah más allá de la legitimidad de la democracia que ahora tenemos y de las posturas legítimas de l@s anarquistas que no creen en el sistema electoral, quien entre 35 candidaturas (de todo pelaje) diga que no había una sóla que al menos se acercara a lo que defiende y piensa o es muy raro (y yo lo soy mucho) o usa una excusa barata para no decir que prefieren que otros elijan por él o ella. Tal vez directamente que se trate de una persona aborregada, que no se molesta en tomar partido, en buscar la mejor "oferta" o en pensar por si mismo o misma.
Me ha repateado estas semanas las numerosas entrevistas a personas de la calle que sólo eran capaces de pensar en clave bipartidista o que dicen eso tan enrollado y facilón de "es que todos son iguales"...deben de tener un sueño pesadísimo de limpia que tienen la conciencia.
Por cierto muy buena la parábola del envite Utah, tienes mucha razón sobre ese acto de supuesta dignidad que suele esconder un enorme desconocimiento.

Canarias Cambia dijo...

El avance de la derecha es lógico cuando las izquierdas no saben hacer las cosas bien, ni están a la altura de defender los valores que dicen defender amigo Ascanio. Yo, decepcionado y estafado que me siento por las "izquierdas alternativas" de Tenerife, entiendo que la sociedad ya no confíe en ustedes. Flaco favor se hacen a si mismos tomando como política llamar "corruptos y sinvergüenzas" a todo el mundo que les cuestione o matice algún argumento. Así, amigo mío, con esa mentalidad más propia del estalinismo que de la democracia, poco van a conseguir. Los "malos", amigo Ascanio, los tienen ustedes dentro; no por más gritar e insultar al adversario se tiene más razón, no por más manifestarte se es más inteligente ni más capaz. Recuerda amigo Ascanio: la izquierda no existe ni ha existido nunca; y ni mucho menos ha gobernado en ningún sitio: en todos los países los pobres somos mayoría y, en ninguno, absolutamente ninguno, hemos gobernado jamás. Por eso no convencen, reconozcan este hecho, sean más humildes, veraces y justos. Luego ya hablaremos....

Ascanio dijo...

Canarias Cambia, yo la verdad que jamás me he creído poseedor de la verdad rebelada, si confío en que la izquierda en Canarias avance y logre en una primera hola sacar a los caciques de algunos ayuntamientos y depues marcar una agenda de transformación política real...a lo mejor soy un iluso, pero para ello trabajo...a veces la crítica por la crítica no lleva a nada.
Un saludo

Ascanio dijo...

Ufff, quería decir ola...es por escribir rápido

Canarias Cambia dijo...

No Ascanio NOOO!!!, esa no es la mentalidad!!! Esperar a "echar a los caciques" para luego plantear el camino no es correcto. Es una mentalidad perdedora, anacrónica, que ignora nuestro estado de derecho actual. Parece como que buscan primero una "Revolución" para luego desarrollar la Democracia. Pero Ascanio, sin que sea perfecta, ya vivimos en Democracia y ustedes tienen que subir su nivel discursivo Ascanio. Tienen que plantear las cosas como si estuvieran gobernando, no en oposición permantente. Con esa mentalidad siempre estarán en oposció, es decir "como perdedor". Y como tú al decir "las soluciones o el camino vienen desepués" estás reconociendo que no tienen planteamiento alguno. Así, jámás, jamás, jamás, convencerán a nadie, así favorecen a las derechas (que mal o peor, al menos dicen lo que van a hacer). Alejénse de los falsos izquierdistas, de los falsos ecologistas, de los mentirosos, chanchulleros y embusteros... sacúdanse las pulgas y trabajen en coherencia con los valores atendiendo a las circunstancias que propicia nuestra democracia actual: te lo pide un joven que nació en la democracia.

Ascanio dijo...

Me alegro que para ser joven lo tengas tan claro, será que ya me hago mayor, es una suerte que sepas como actuar para cambiar las cosas...no tardes en ponerlas en marcha, a lo mejor nos convences a todos
Un saludo y ánimo