viernes, 31 de diciembre de 2010

Opiniones siniestronas: los orígenes (parte 1).


La verdad que jamás me han gustado los autos de fe. Eso de ser juzgado sin derecho a la defensa para sólo poder pedir perdón antes de quemarte en la pira pone los pelos de punta. De la misma manera en los últimos días me he sentido profundamente asqueado de los ataques inquisitoriales de bajo nivel que se han lanzado contra compañeros de Sí se puede por parte de Radio San Borondón.
Esta emisora es parte del Centro de la Cultura Popular Canaria, editorial a la que pertenecen muchos de los primeros libros sobre Canarias que compré y leí en mi adolescencia. A esta editorial, propiedad de Cesar Rodríguez Pláceres, debemos reconocerle su intensa labor en la difusión de la cultura y la identidad canaria en estos últimos treinta años, sobre eso no hay duda ni cuestionamiento posible. Sin embargo a través de su emisora, donde el propietario es el editorialista de cabecera, se está generando de forma continua y mal intencionada informaciones falsas y manipuladas en los últimos tiempos contra militantes de la organización en la que, les guste o no, buena parte de la izquierda de Tenerife militamos o simpatiza.
En Radio San Borondón podemos escuchar con gran frecuencia a sus opinadores refiriéndose a la falta de libertad o de rigor informativo presente en la mayoría de los medios de Canarias, que jamás dejan la posibilidad de réplica o lanzan informaciones sin contrastar. Precisamente esa es una de las formas “periodísticas” preferidas por la emisora donde casi un 90% de los contenidos son noticias de opinión sin la más mínima posibilidad de réplica.
Que una emisora apoye a unos u otros por desgracia entra dentro de lo normal, al menos de lo frecuente. Cuando el señor Andrés Chávez respaldaba ideológicamente a Zerolo, Pepito Rodríguez apuesta por la derechona pseudoindependentista o en Mi Tierra Televisión lanzaban sus brutales arengas contra Lola Padrón se está respondiendo a un determinado guión vinculado con los intereses económicos y políticos de esas empresas de comunicación, no es nada nuevo.
En Radio San Borondón tenemos un buen ejemplo de ello. A pesar de que se les puede valorar positivamente el seguimiento que hacen sobre aspectos de la actualidad que pocos medios siguen y ponen temas musicales que en pocos lados puedes escuchar, es una emisora que responde a los mismos intereses que las otras, la principal diferencia es que su principal objetivo actual parece encontrarse en querer jugar un papel protagonista en la supuesta “reconstrucción” de la izquierda canaria, siguiendo siempre el modelo que el señor propietario parece tener en la cabeza y que varía de año en año, incluso mes a mes ante la testadura pero implacable realidad. Para ello en las pasadas elecciones la emisora se lanzó a la creación de la coalición Unidos por Tenerife, creando para ello un partido con buena parte de los opinadores de referencia en la emisora. Ese partido llamado Unión Ciudadana (UC) fue situado en el proceso político del 2007 dentro del modelo de frente unitario que tocó ese año. Un frente que, como siempre, para queme de sus posibles votantes y seguidores, se disolvió bruscamente al minuto siguiente de contabilizarse la última papeleta.
El pasado noviembre sus propios excompañeros de coalición, Izquierda Unida Canaria (IUC), plasmaron en el informe del Consejo Político Insular -que puedes consultar en su web- “se ha planteado la posibilidad de resucitar Unión Ciudadana para confluir” lo que deja bien claro lo que les pasó tras las elecciones y el “nivel” político de UC como referente radiofónico de la izquierda.
En las elecciones del 2007 también participó Sí se puede, un espacio común de acción política donde confluimos gentes procedentes de muy diversos ámbitos de la izquierda, independentistas, nacionalistas de izquierda, ecologistas, comunistas, socialistas, republicanos, sindicalistas, intelectuales, verdes...conformando un frente unitario de izquierdas que ha continuado trabajando incansablemente, desde entonces hasta ahora, sumando además a nueva gente en sus filas, con unas asambleas que cada vez son más nutridas. Sinceramente creo que los impresionantes resultados obtenidos a los pocos meses de nuestra constitución y el haber mantenido siempre una estrategia propia basada en las decisiones colectivas han generado que el señor Pláceres nos haya situado en el lugar de los “malos”, en su eje del mal particular, los difíciles de controlar. Se refiere a nosotros como “la siniestrona” término que curiosamente acuñó en su momento Alfonso Guerra, vocero socialista, cuando IU a nivel del Estado le metía caña de verdad al PSOE de los GAL (que, por cierto, fue cuando sacaron 21 diputados).
Para el señor Pláceres somos la siniestrona, igual que el Foro contra la incineración, que lleva años trabajando duro para defender la Isla de la basura con la que nos ha tocado convivir o los compas de Canarias Semanal que coordinan un digital desde hace bastante tiempo, donde se plantean debates políticos de alto nivel y profundidad. Los tres compartimos algo, no le hacemos la ola al señor propietario de la emisora y en algún momento hemos cometido el “gran pecado” de expresar alguna crítica a sus planteamientos.
Me resulta significativo, casi un test sobre el estado de salud de la izquierda canaria, que una emisora privada -por muy “voz del pueblo” que se defina- quiera tener un papel determinante en los procesos políticos de la izquierda en Tenerife. Resulta hasta chocante y un poco patético que el señor Pláceres pretenda activamente ser el equivalente progre e insular de lo que es Jiménez Losantos o Pedro J. Ramírez para la derecha española.
Actualmente San Borondón promueve una nueva experiencia unidad con el nombre de “Somos Más-Frente Amplio” donde una Unión Ciudadana resucitada tras tres años de coma, se suma al Partido Comunista del Pueblo Canario y a IUC que, aunque en su Consejo Insular dejó claro que cualquier proceso unitario “se hará respetando y manteniendo las siglas de IUC”, parece dispuesta a olvidar sus acuerdos de noviembre para contentar al señor Pláceres. Este último además se lanza últimamente desesperadamente a hacer llamamientos para que parte de los escindidos del PSOE, encabezados por Viciana, se sumen a ese proceso en un rebumbio colosal de mecha corta o larga.
Por otra parte no se deja de llamar a la unidad, siguiendo argumentos y modelos muy similares a los que Sí se puede usó en el 2007. Al respecto tengo una noticia, lo que están buscando ya está inventado y se llama Sí se puede, para eso llegan cuatro años tarde y aún más importante, lo hacen en un contexto de movilización social que, por desgracia, va a la baja. Nuevamente los compas de IUC nos ayudan a analizar la realidad de la “unidad” cuando expresan “...algunas de las voces más comprometidas con la unidad de la izquierda en la isla han expresado a representantes de IUC su negativa a una confluencia con determinadas organizaciones”. No resulta muy complicado poner nombres a unos y otros si leemos el documento completo a pesar de que formalmente nos quieren todos y todas en la misma chalana.
Todo lo anterior se enmarca en otro de los ejercicios favoritos de Radio San Borondón, el reparto de carnets de demócratas o de “verdadera” izquierda. Claro, en esa práctica subjetiva basada en las filias y fobias de su propietario, lo mismo convierte a Eligio Hernández, figura destacada en la época del GAL-PSOE y últimamente jurista defensor de personajes como Isaac Valencia (alcalde de La Orotava), en “izquierdista de toda la vida”.Igual ocurre con el expresidente Román Rodríguez, cabeza visible de Nueva Canarias y junto a Melchior uno de los máximos defensores de los trenecitos, que tienta, una y otra vez, a fuerzas” tan progresistas” como el CCN, el Partido “Progresista” Majorero del Marqués de La Oliva o el PIL de la dinastía Martín para entrar en el Parlamento. Viendo esto no nos debe de inquietar, pues, que se nos considere siniestrones aunque por ello nos ponga día tras día en la picota. Ya sabemos que incluso a quienes en su momento les otorgó el carnet lo perdieron a la menor contrariedad. Como nosotros acabaron siendo vetados durante un tiempo prudencial o indefinidamente, convertidos en simples sujetos acusados sin el menor derecho a réplica sólo por apostar por un proyecto político propio, hechos por las asambleas y estar dispuestos realmente a cambiar la política de estas siete peñas en las que nos ha tocado vivir, por creer que realmente se puede hacer.

domingo, 17 de octubre de 2010

Una asamblea en la “Unión”, una izquierda ilusionada.


Este sábado nos acompaño el tiempo y el lugar en la VIII Asamblea Insular de Sí se puede, organización en la que milito. El tiempo porque lucía un sol espléndido y el lugar porque celebramos la asamblea en la sede de la Asociación Vecinal “La Unión” de Geneto. La unión, palabra tan querida y buscada en la izquierda, fue la nota destacada de toda la asamblea, más aún cuando fuimos fantásticamente acogidos en uno de los espacios de lucha vecinal más activos y combativos de los últimos años en Tenerife.
Nos es fácil a estas alturas del siglo XXI reunir en Canarias a más de 140 personas para hablar de política y construir alternativas. Más si cabe cuando por medio no hay la búsqueda de un “puestito” o una jugosa recompensa, como las que promueven las formaciones políticas que han dominado la vida institucional de nuestras islas los últimos años. Me ilusiona además que todas esas personas que copamos completamente la sala de la asamblea además viéramos más caras nuevas, muchas más, caras jóvenes y veteranas dispuestas a escuchar y a echar una mano para que la izquierda canaria ocupe el espacio que le corresponde en el panorama político canario. Una izquierda canaria que al fin y al cabo es la suma de decenas de personas procedentes de tradiciones políticas diversas y con sensibilidades diferentes. Una izquierda que es capaz de reunirse bajo un mismo nombre y actuar realmente coordinada, con la fuerza y la voz de las asambleas para alcanzar objetivos reales, cada día más reales. Que sin ser “toda” representa a día de hoy la única unidad posible y viable en marcha.
En un momento de la asamblea el compañero Antonio González, uno de nuestros puntales en Buenavista, dijo que “casi sin darnos cuenta estábamos asumiendo y preparando nuestra llegada a las instituciones” por las resoluciones aprobadas y su nivel de concreción. Esa es sin duda una buena señal, cuando no te pierdes en debates interminables y diriges todos tus esfuerzos a tratar de limpiar las instituciones de abajo a arriba, sabiendo donde se esconden los verdaderos adversarios y sus oscuros intereses.
Me gusta especialmente estar en una organización que elige democráticamente a un compañero como Domingo Garí para encabezar nuestra candidatura al Parlamento. Una persona íntegra, con una amplia trayectoria de militancia política pero también con un brillante curriculum profesional, que le ha permitido sacar a la luz en varias excelentes publicaciones reflexiones sobre la acción política o aspectos sobre nuestra historia reciente, casi desconocidos para la gran mayoría. Un profesor universitario que es capaz de reaccionar y expresar su rechazo ante unos editoriales llenos de odio, incumpliendo la norma no escrita que dice que un político no carga jamás contra un medio de comunicación. Un periódico que resulta ser el más leído de Tenerife –contra el que ha ganado incluso un juicio a su editor- que junto a otros están decididos a poner su diana editorial sobre nuestra joven organización. Tengo claro que Domi lo hizo por que es lo correcto, lo coherente, lo decente. Me parece admirable esa actitud ante la vida y la política. Es la misma forma de plantear la acción política que demuestran los compas de Buenavista cuando van a El Palmar y les explican -a unos vecinos poco convencidos- alternativas a una carretera que les han vendido como la panacea o cuando Antonio Cabrera, concejal de cultura de Granadilla, reconoce que por su forma de pensar no participa en las procesiones de su pueblo, a pesar de ser un método usado frecuentemente para juntar un buen puñado de votos.
A Domingo lo leía en sus libros sobre el nacionalismo canario antes de conocerlo, hace ya unos cuantos años. Procede -al igual que yo- de Alternativa Popular Canaria, donde entendimos casi desde el principio que la única forma de avanzar estaba en tender puentes. Es una persona que siempre ha trasmitido un discurso favorable a la unidad de acción de la izquierda como paso fundamental para nuestro avance como pueblo. Por eso, al igual que él, tantos estamos compartiendo este proyecto que se llama Sí se puede.
Aquella idea que se fraguó hace ahora casi cinco años, a diferencia de otros intentos unitarios anteriores o simultáneos, ha logrado mantener una capacidad de trabajo envidiable, que lejos de disminuir cada vez es más fuerte y sentida. Asambleas como las de hoy nos demuestran el valor del colectivo en la toma de decisiones, nos hacen sentir bien como militantes pero además trasmiten un mensaje externo claro, estamos aquí -les guste o no- y ya nada va a ser igual. Además, gracias a ese esfuerzo diario y desinteresado, como el de otras organizaciones locales e insulares, nos hemos ganado algo que cuesta mucho: credibilidad y la capacidad de transmitir cada vez mejor nuestro trabajo ante la ciudadanía.
El de hoy fue un episodio más de la “guerra de guerrillas” como expresó nuestro compañero Pedro Fernández Arcila en el discurso de cierre de la asamblea. Un paso más en nuestro esfuerzo colectivo por llevar puerta a puerta, casa a casa, calle a calle y barrio a barrio un proyecto político de una izquierda canaria plural pero cohesionada, que camina en una misma dirección, llena de alternativas que van de lo más cercano a lo más lejano, bajo una misma asamblea que toma soberanamente sus decisiones, hecha sin apaños de última hora. Somos la suma de nuestros pasados, un presente de trabajo y de un futuro compartido, la prueba irrefutable de que juntos Sí se puede.

domingo, 10 de octubre de 2010

Una muy breve reflexión sobre los seres humanos.


Hace un rato veía el programa especial dedicado a los 15 años de "La Noche Temática" que recordaba el Holocausto y los cazadores de Nazis. En un momento del reportaje me sentí profundamente asqueado viendo unas imágenes de un militar nazi separando a un niño judío de unos tres años de su madre -que era obligada a subir a un camión- pocos fotogramas después el niño, que angustiosamente trataba de seguir a su madre, es asesinado. Era la "avanzada" Europa de hace poco más de 60 años. Los seres humanos tenemos una extraña capacidad para hacer al mismo tiempo muchas cosas hermosas y a la vez las mayores atrocidades...aún así debemos tener la esperanza de que lo hermoso prevalecerá algún día, espero ser capaz de transmitir eso a los que hoy duermen cerca de mi en sus cunas.
La persecución de los Nazis. Reportaje de La Noche temática.

Sueño con serpientes. Silvio Rodríguez.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Para empezar el largo camino de la unidad de la izquierda canaria.


Desde siempre me he considerado un optimista, hasta en las peores circunstancias trato de ver el vaso medio lleno. En la política hago igual, aunque los vientos conservadores campen a sus anchas creo en la imperiosa necesidad de generar una respuesta organizada de izquierdas que construya un nuevo discurso y prácticas que generen nuevas dinámicas en nuestro país isleño.
A pesar de ese optimismo que trato de aplicar debemos de reconocer que los casi continuos retrocesos de la izquierda canaria en las últimas convocatorias electorales han favorecido cierto proceso de decantación en el seno de muchas organizaciones políticas que, a modo de gigantesco cedazo, ha ido poco a poco dejando a muchas de ellas con una escasa militancia real. En realidad en gran parte se constituyen tan sólo un pequeño núcleo duro encabezado por un líder rodeado por algunos seguidores irredentos. Dentro de estos pequeños grupos los fracasos políticos siempre se achacan al exterior (nadie va a cuestionar al líder), la clave siempre está en un pueblo que está a la espera una misteriosa señal para salir en tromba a votar por cualquier opción y cuanto más pura y dura sea esta mejor que mejor. Sin embargo al seguir esa propuesta se suele conseguir un nuevo talegazo y la puesta en marcha del siguiente proceso de decantación política donde se desprenden nuevos militantes de la organización y los sedimentos restantes son cada vez menos pero más y más compactos, más aislados de la realidad. Precisamente el aislamiento con respecto a la sociedad es un factor fundamental a tener en cuenta a la hora de ver las enormes dificultades para un proceso de unidad de la izquierda en Canarias, provocando que las filias y fobias personales sean los prioritarios a la hora de realizar la acción política.
No quiero engañar a nadie hablando de una fórmula mágica para evitar que esta situación de marginalidad de la izquierda canaria se prolongue. Considero que sólo se puede llegar a la ciudadanía a través de la cercanía con la gente, el trabajo, la honradez, la seriedad, el ejercicio de la democracia interna, una buena comunicación externa y la pluralidad. Todo se basa en llegar a la gente de verdad, a sus problemas más cotidianos que normalmente tienen que ver con muchos de los grandes problemas de la humanidad basados en la explotación del hombre y de la naturaleza, el desconocimiento, la falta de libertad o una democracia manipulada que deja mucho que desear. Resolver estos problemas y ofrecer las herramientas a la sociedad para que ejerzan sus derechos es el camino adecuado para la construcción de un pueblo.
Estoy convencido de que en Canarias existen organizaciones que están consiguiendo, a través de esas simples premisas, llegar cada vez a más gente especialmente en el ámbito municipal. Sí se puede es un buen ejemplo de ello, de ese trabajo cercano, desde el municipio, que no se para nunca, que ofrece alternativas viables. Hemos optado por iniciar este interesante proceso en Tenerife, en aquellos municipios donde teníamos un trabajo previo y una presencia real. Gentes procedentes de diferentes ámbitos y sensibilidades dentro de la izquierda, unos más verdes, otras más rojas o más nacionalistas pero habitantes al fin y al cabo de una casa común, con todas las dificultades y las ventajas. Aún así si queremos lograr el cambio profundo que Canarias necesita vamos a tener que poner toda la carne en el asador
Creo que la mayor parte de mis amigos y compañeros saben que siempre, a lo largo de los años, he apostado por la unidad de acción de la izquierda como la mejor herramienta para lograr una transformación efectiva de la sociedad en la que vivo. Mi experiencia personal en el Sindicato de Estudiantes Canario no ha hecho más que autoafirmarme en esa idea. La historia contemporánea también nos puede ilustrar este camino con decenas de ejemplos exitosos de procesos unitarios. Se puede repasar fácilmente el éxito obtenido por el FLN de Argelia, la Unidad Popular de Chile, el Frente Sandinista de Nicaragua, el Movimiento 26 de Julio en Cuba o más recientemente el Frente Amplio en Uruguay. Todos han sido procesos diversos en realidades diversas pero que demuestran la efectividad de la unidad de acción. En Canarias el breve pero intenso proceso de la Unión del Pueblo Canario sigue siendo uno de los principales paradigmas de gran parte de nuestra izquierda, que diferente sería todo de haber continuado la UPC su camino. A lo mejor peco de ingenuo y de simplista pero siempre he creído que la unidad por sí misma genera un efecto muy positivo en las organizaciones que lo ponen en práctica, es como un reconstituyente y revitalizante natural para la izquierda.
Estoy convencido que en Tenerife a día de hoy Sí se puede está en una línea decidida a favor de la unidad, una postura que se mantiene desde sus inicios, igual que las organizaciones que lo integraron en un principio. En este sentido las reuniones y los acercamientos activos con diferentes partidos, colectivos y personas en busca de estrategias comunes ha sido una de nuestras señas de identidad.
Hace unos meses ofrecimos a los compañeros y compañeras de Izquierda Unida en Tenerife a integrarse plenamente en Sí se puede manteniendo su entidad como organización soberana y trabajo como partido diferenciado. Esta propuesta creo que fue mal interpretada por parte de algunos ya que para elaborarla se partía de un análisis previo de la actual situación de ambas organizaciones y de los propios procesos internos que se viven en el seno de IU.
La verdad que abrir tú casa para compartirla plenamente en pie de igualdad, ofreciendo trabajo codo con codo con mucha gente que siempre compartimos tantas y tantas luchas diferentes no me parece una agresión, más bien una señal de confianza. Más aún cuando incluso se apuesta por hacer desde Sí se puede campaña clara a favor de IU en los comicios estatales y europeos, donde no tenemos actualmente intención de presentarnos.
Izquierda Unida, inmersa dentro de un interesante proceso de refundación, ha sido en si misma un ejemplo de esa unidad de la que hablo. Precisamente ha sido la progresiva ruptura de la pluralidad interna entre diversas facciones dentro de la federación uno de los factores a tener muy en cuenta en su actual proceso de retroceso electoral, creo que los compas de IU estarán bastante de acuerdo conmigo. A los mismos compañeros que hablan de “absorciones” u “opas hostiles” habría que preguntarles si valoran de igual manera el de su propio proceso de refundación donde invitan a múltiples organizaciones a sumarse en una casa común, me imagino que no, yo al menos no lo veo así.
Está claro que un proceso unitario bien planteado genera ilusión y mejora los resultados de cualquier partido y de darse en 2011 estoy convencido de que se daría un susto aún mayor al poder del que ya vamos a dar. Pero para ello debemos partir de unas premisas honestas y una voluntad clara de unidad. En estos meses se han realizado esfuerzos en ese camino, desde diversos lugares y con distintos motivos, movimientos que a mí al menos me despiertan grandes simpatías.

Un momento especial
Canarias asiste a una situación política, económica y social excepcional. La crisis del capitalismo nos ha golpeado con enorme dureza, dejando más a la luz si cabe nuestra absoluta dependencia, el eje de nuestra debilidad. Las cifras de descontento ciudadano con la clase dirigente son de record a medida que el paro, la marginación y la precariedad aumentan. Además en las últimas décadas empieza a surgir un sector de la sociedad cada día más crítico con el modelo de desarrollo que se quiere aplicar en Canarias, dispuestos a plantar cara a los grandes planes del desarrollismo en estas Islas cueste lo que cueste.
Los tres grandes partidos se encuentran en una difícil coyuntura, la falta de recursos económicos para las principales instituciones isleñas generan enormes fricciones entre los distintos niveles del poder local, insular y nacional que han facilitado sonadas rupturas como la del Marqués de La Oliva en el PP o el goteo de afiliados de CC a otras formaciones.
En el caso del PSOE, que formalmente pudiera ser vista como una posible alternativa por sectores “progresistas”, actualmente vive un proceso de profunda quiebra interna entre sectores pactistas con CC, auspiciados desde Madrid, frente a una escasa e incipiente respuesta crítica con la línea oficial. Una tensión que se hace evidente cuando uno sigue la estela de “cadáveres” políticos -más o menos vivos- que esta organización ha ido dejando a su paso por diversos municipios. A la hora de la verdad la evidencia es que el PSOE, allí donde gobierna durante un tiempo prolongado, actúa de la misma forma caciquil y corrupta que las otras dos grandes formaciones, teniendo múltiples ejemplos de ello en nuestra geografía isleña. A ello debemos de sumar el desgaste de los últimos años del gobierno de Zapatero y las medidas antisociales que están tomando.
A nivel local es destacable el aumento del descontento ciudadano ante unas instituciones que se han visto debilitadas por la crisis económica. Esta situación de recorte de presupuestos, por primera vez en mucho tiempo, les impide la compra a gran escala de votos que se daba poco antes de cada elección en forma de convenios de empleo masivos, inauguraciones, fiestas y comilonas varias. También debemos tener en cuenta, para señalar la excepcional debilidad de una clase política dominante, que actualmente las encuestas ofrecen un significativo descrédito entre la opinión pública de los principales partidos, que por desgracia suelen tener como única respuesta el abstencionismo galopante. Ante esto debemos y podemos ofrecer alternativas.

Premisas de un optimista para la unidad.
Tenemos que dar una respuesta a este panorama sombrío. Cuando la gente de izquierdas -sin carnet de partido- habla un poco se hace patente que casi todo el mundo tiene claro que la unidad es necesaria. Sin embargo considero que sería un error y un engaño ofrecer nuevamente a la ciudadanía un proceso “formalmente unitario” que finaliza al minuto siguiente de contabilizarse la última papeleta electoral. Eso no es unidad, es una simple coalición para sacar votos, idénticas a las que puedan conformarse entre las organizaciones de la derecha.
Apuesto por hablar de todo y con todos, sumar a todas las organizaciones serias que se puedan interesar en un frente común político ecosocialista, valorar el nombre o nombres que se deben de adoptar si ese es el principal escollo...pero si de verdad hablamos de cambio debe ser un cambio real, sentido y orgánico. En esa línea creo necesario un esfuerzo por llevar el proceso mucho más allá de las ejecutivas de los partidos o las dirigencias. A pesar de constituirse ejecutivas comunes, que sirvan para coordinar el día a día, también debemos apostar por asambleas unitarias de militantes donde se tomen las grandes decisiones y acuerdos democráticamente. Unas grandes asambleas donde, aunque se trasladen opiniones de organizaciones, haya que convencer con argumentos a una militancia común que va a dar la cara y que no puede ni debe ser vista como un rebaño que va a apoyar en masa a sus líderes ciegamente. En Sí se puede hemos tenido esto muy claro desde el comienzo y desde 2007 hasta ahora ya hemos desarrollado más de siete grandes asambleas que han sido la principal voz del partido, la próxima de ellas en octubre.
Este asamblearismo tan ligado históricamente a las ideas de izquierda puede ayudar a evitar algunos de los efectos perniciosos de la decantación de la que hablaba anteriormente, que hace que una organización de cinco personas tenga la misma capacidad de decisión que un colectivo de doscientos en base a su franquicia personal que se vende a cambio de un puesto de salida, una corrupción de la acción política que dice muy poco a favor de la izquierda. No puede valer más la marca que el grupo. Yo apuesto por sumar, sumar de verdad, pensando mucho más allá de mayo de 2011, convenciendo a todos, empezando por nosotros y nosotras ¬¬-la izquierda de Tenerife- para llegar al conjunto de nuestra sociedad, pensando en una transformación real de nuestra sociedad. Mucho más complejo que repartir nombres en una lista y establecer un breve programa, como se ha hecho en ocasiones anteriores con los resultados que ya conocemos, pero que produce un cambio de acción que estoy convencido que los ciudadanos pueden percibir positivamente. Al fin y al cabo se trata de ser claros en la apuesta por la unidad, de demostrar una voluntad de trabajo conjunto perdurable que sólo se puede fraguar mediante un esfuerzo militante unitario, que ayude a acabar con las suspicacias y las rencillas personales.
Junto a estos debemos ser honestos y establecer criterios lo más realistas posibles para elegir a los que nos van a representar en las instituciones en base a su trabajo y su trayectoria. No creo que debamos aplicar de forma camaleónica el mismo modelo de coalición a todos los ámbitos, sin tener en cuenta la presencia real de cada partido en este sentido cada organización deba ser autónoma en su ámbito local para establecer las alianzas o estrategias más adecuadas. La presentación de candidaturas fantasmas, sin apenas presencia real sobre el terreno ni el más mínimo trabajo municipal es un claro ejemplo de lo que no se debe hacer en la izquierda alternativa si quiere aspirar a ganarse el respeto ciudadano, aunque por desgracia sea una mala maña frecuente.
Muy importante es también que se haga un ejercicio de prudencia, evitando especialmente declaraciones públicas contra cualquier organización, especialmente si hablamos de unidad y supuestamente se apuesta por la misma. Sinceramente me choca escuchar algunas entrevistas donde se habla de los positivo de la unidad mientras al mismo tiempo se lanzan todo tipo de acusaciones infundadas más o menos veladas contra otras organizaciones, algo que en nada ayuda a este proceso, a menos que el interés sea precisamente que no exista unidad. Ese tipo de “bipolaridad” política sólo sirve para satisfacer las pulsiones y odios personales contra determinadas personas, lo que tiene muy poco de político.
No debemos planear este objetivo de unidad como algo inmediato y global, como si en mayo de 2011 se acabara el mundo. Démonos la posibilidad de adaptarlo y modelarlo según los ritmos de las organizaciones, las circunstancias o los espacios. Hagamos las cosas bien, paso a paso pero siempre en el mismo camino, aplicando mucha pedagogía dentro y fuera del proceso. Hay que romper muchas viejas rencillas y desconfianzas que únicamente saltarán en pedazos con el trabajo del día a día, con la acción conjunta. Pongamos todo sobre la mesa, con voluntad y ganas, para eso cuenten conmigo lo que haga falta, estoy convencido que muchos y muchas más están también por la labor. Vamos a darles un susto de verdad a los caciques y sus amigos.

Empezando con los pies en el suelo. Por unos acuerdos de mínimos.
Veo los comicios de 2011 con cierta esperanza. Creo que si hacemos correctamente nuestro trabajo podemos avanzar de forma importante en el ámbito municipal, se dan las condiciones para ello, incluso con novedades muy importantes en determinados municipios que podrían significar cambios de poder donde Sí se puede jugaría un papel destacado. Esta percepción lo es aún más cuando en Santa Cruz donde varias encuestas de otras organizaciones políticas auguran nuestra irrupción en el panorama político municipal gracias al excelente trabajo realizado.
A pesar de ello creo que debemos hacer todo lo posible por que al menos en la Santa Cruz y La Laguna, donde las organizaciones de izquierdas tenemos grandes dificultades para llegar a más de medio millón de personas, se establezcan acuerdos que ayuden a la entrada de nuevas voces críticas en ambos ayuntamientos, los principales de la Isla, que puedan acabar con décadas de caciquismo.
Considero que al margen de las conversaciones abiertas a nivel insular es fundamental que los comités locales de las formaciones interesadas en este proceso unitario se animen a establecer un marco de negociación propio que al menos consiga acuerdos locales, si no existen posibilidades en otros ámbitos. Como expresé anteriormente la elección de candidatos, listas o nombres considero que debería hacerse manteniendo unos criterios lo más objetivos posibles en base al conocimiento público, trayectorias personales, trabajo realizado, vinculación con el municipio... además de contarse en todo momento con órganos comunes de decisión. Tal vez este acuerdo fuera más sencillo de conseguir y posiblemente tendría unos efectos políticos considerables, especialmente en Santa Cruz, además de ayudar en un proceso más en el medio plazo donde acuerdos sean más amplios.
Vivimos momentos complicados, esperemos que podamos mirar más allá de nuestras simpatías o antipatías personales y sepamos poner la acción política de izquierdas en un lugar más limpio. Estoy convencido que muchos se sentirán identificados con esto, a ti, amigo o amiga te pido que también hagas tu propia labor, que ayudes a pensar en la unidad, que la animes, que la fomentes, que ayudes a que nos sentemos, a que hablemos, a que avancemos. Ya es hora.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Historias breves sobre niños de Eduardo Galeano


Conocí a Galeano en un breve recopilatorio de autores latinoamericanos que me “obligaron” a leer en el instituto a los 15 años. Me sorprendió y me enganchó su forma sencilla, fresca y cercana de hablar de las grandes cuestiones que preocupan a la gente. Galeano es una señal de la humanidad, como ese disco que vuela en la entrañas de la sonda espacial Voyager I que pretendía trasmitir a otras civilizaciones de la galaxia que en la Tierra éramos seres inteligentes.
Galeano es un intelectual con mayúsculas, sin miedo a hablar claro de cuestiones que los grandes medios consideran tabú. Un intelectual que a parte de escribir fantásticamente bien se remanga la camisa para participar en todas las grandes luchas de este planeta asolado de hambre, guerra y miseria. Sí, me encanta este escritor, me llega muy dentro lo que dice y lo que piensa, que en gran parte es lo que yo mismo pienso. A continuación les dejo algunos breves cuentos de Galeano, si lo conocen seguro que lo disfrutarán, si por un casual es la primera vez que oyen hablar de él te animo a que lo busques en las librerías, acabarás hechizad@.

NIÑOS
Día tras día se niega a los niños el derecho de ser niños. El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura. El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero. Y a los del medio, a los que no son ni pobres ni ricos, el mundo los tiene bien ataditos a la pata del televisor para que desde muy temprano acepten como destino la vida prisionera.
Hoy voy a contarles a mí modo y manera, algunas historias de niños que les rinden homenaje.
El viaje.
Oriol Valls, un médico que se ocupa de los recién nacidos en un hospital de Barcelona, dice que el primer gesto humano, es el abrazo. Al principio de sus días los bebés, los recién nacidos, mueven los brazos como… como buscando a alguien. Y otros médicos, especialistas en los ya vividos, dicen que al fin de sus días los viejos mueren moviendo los brazos… como buscando a alguien. Y así, así es la cosa. Por muchas palabras que le pongamos y por muchas vueltas que le demos al asunto… entre dos aleteos, transcurre el viaje.
Ventana sobre lo prohibido.
El hijo de Pilar y Daniel Wainberg fue bautizado en la costanera. Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado:
Recibió una caracola… “Para que aprendas a amar el agua”;
Abrieron la jaula de un pájaro preso… “Para que aprendas a amar el aire”;
Le dieron una flor de malvón… “Para que aprendas a amar la tierra”…
Y también le dieron una botellita cerrada… “No la abras nunca, nunca, para que aprendas a amar el misterio”.
Duérmete mi niño.
Los más famosos cuentos infantiles, la literatura para niños escrita por los adultos, son obras terroristas que bien merecen figurar en el arsenal de los adultos contra las huestes de la gente menuda. Hansel y Gretel te advierten: “Serás abandonado por tus padres”. Caperucita Roja te informa que cada desconocido puede ser un lobo que te comerá. La Cenicienta te obliga a desconfiar de las madrastras y de las hermanastras… y así sucesivamente… los niños siguen siendo desde temprano entrenados para el terror: “Vendrá el ogro, y el ogro te devorará si no obedeces, si haces lo que no debes, si ejercitas tu Libertad”.
El arte para las niñas.
Mi buen amigo Onelio Jorge Cardoso, escritor cubano, hombre sabroso, escritor jugoso… Me contó lo que le ocurrió una vez, que una madre le pidió desesperada…”Auxilio”, porque la nena, la hija, chiquita, se negaba a comer. Tenía los puñitos cerrados, la boca cerradísima, la nariz fruncida.. y no comía y no había manera de que comiera. Y entonces la madre le dijo: “Onelio, tu que eres escritor, un escritor tan simpático… a ver si consigues que la niña coma… cuéntale un cuento Onelio, sé bueno… llevo horas aquí con ésta cuchara y la sopa se enfría… y nada…” Y Onelio con toda su sabiduría y su paciencia se acercó a la niña y le contó un cuento… al estilo de los cuentos que los adultos contamos a los niños… Había una vez una pajarita que no quería comer la comidita. Y la mamita le decía: Abre el piquito pajarita para comer la comidita porque sino te vas a quedar cortita y flaquita, en lugar de ser una pajarita bien crecidita… y entonces pajarita, por favor, abre el piquito para comer tu comidita…., pero la pajarita seguía con el piquito cerradito, cerradito y se negaba… Y ahí la niña interrumpió y dijo: “Qué pajarita de mierdita”.
La cultura del terror.
La extorsión, el insulto, la amenaza, el coscorrón, la bofetada, la paliza, el azote, el cuarto oscuro, la ducha helada, el ayuno obligatorio, la comida obligatoria, la prohibición de salir, la prohibición de decir lo que se piensa, la prohibición de hacer lo que se siente y la humillación pública, son algunos de los métodos de penitencia y tortura tradicionales en la vida de familia. Para castigo de la desobediencia y escarmiento de la libertad, la tradición familiar perpetúa una cultura del terror que humilla a la mujer, enseña a los hijos a mentir y contagia la peste del miedo.
En Chile, me comenta, Andrés Rodriguez: “Los derechos humanos, tendrían que empezar por casa”.
Ventana sobre el castigo.
Era Navidad. Y un señor suizo había regalado un reloj suizo a su hijo suizo. El niño desarmó el reloj sobre la cama… y estaba jugando con las agujas, el resorte, el cristal, la corona… y todos los demás engranajitos, cuando el papá lo descubrió y le propinó tremenda paliza.
Hasta entonces Nicole Ruan y su hermanito habían sido enemigos. Pero desde aquella navidad, la primera navidad que ella recuerda, los dos fueron por siempre amigos. Quizás ella supo entonces, que también ella sería castigada a lo largo de sus años… porque en lugar de preguntar la hora a los relojes… iba a preguntarles cómo son por dentro.
El pequeño Rey zaparrastroso.
Lejos de los demás, lejos de todos, el chiquilin se sentaba cada tarde a la sombra de la enramada y con la espalda apoyada contra el tronco, echado, con su perro siempre al lado acompañándolo… el perro con las orejitas bien paradas… se ponía a mover las manos. Contra el pecho la mano derecha bailaba como rascando el pecho, mientras la otra mano, la izquierda, se abría y se cerraba en pulsaciones rápidas… Así siempre, siempre lo mismo.
Un día le regalaron una guitarra. El la recibió. La miró… lustrosa, linda de tocar… probó las seis cuerdas a lo largo del diapasón y pensó: “Que suerte, ahora tengo dos”.
El maestro.
Los alumnos del Sexto Grado, en una Escuela de Montevideo, organizaron un concurso de Novelas. Participaron todos. Todos escribieron novelas en aquél concurso dónde yo fuí uno de los tres jurados; los otros dos eran: el Maestro, el Maestro Oscar, puños raídos, sueldo de faquir… y una alumna que era la delegada de los concursantes. A la ceremonia de premiación se prohibió la entrada de todos los adultos, con excepción del Maestro, yo, que era miembro del jurado y los niños que eran los participantes en el concurso. Todos fueron premiados. Hubo un premio para cada trabajo y con el premio una pequeña explicación de los méritos del trabajo presentado. Y cada premio fue celebrado con una ovación por todos los niños de la clase… y hubo lluvia de confetis y de serpentinas… y al final, me quedé conversando con los chiquilines, y el maestro me dijo, el Maestro Oscar me dijo: -Nos llevamos tan bien, que me dan ganas de dejarlos a todos, repetidores.
Y una nena, venida del interior, de un pueblito del interior me dijo que ella cuando llegó en los primeros tiempos era muy callada, no había manera de sacarle una palabra de la boca, y ahora…, me dijo, el problema es que no me puedo callar, hablo todo el el tiempo… y yo al Maestro Oscar lo quiero muuuucho, muuuchísimo, porque él me enseñó a perder el miedo de equivocarme.
La función del arte.
Diego no conocía la mar. Y su padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla. Viajaron al Sur, donde ella, la mar, escondida tras los altos medanos, los estaba esperando. Y cuando el padre y el hijo alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, la mar… estalló ante sus ojos. Y fue tanta su inmensidad y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura. Y cuando por fin consiguió hablar, tartamudeando, le pidió, al padre le pidió: -Ayudame a mirar.
Pájaros prohibidos.
Por increíble que parezca, la principal cárcel de la dictadura militar uruguaya, se llamaba Libertad. Y por increíble que parezca, estaba prohibido en esa cárcel llamada Libertad, que los presos dibujaran o recibieran dibujos de mariposas, estrellas, parejas y pájaros.
Uno de los presos, Didaskó Pérez, maestro de escuela, preso por tener, como dijo el oficial que lo detuvo…preso por tener “ideas ideológicas”, recibió un domingo la visita de su hija Milay de cinco años. La hija le trajo un dibujo de pájaros. Como los pájaros estaban prohibidos, la censura se lo rompió; los censores rompieron el dibujo a la entrada de la cárcel.
Al domingo siguiente Milay trajo un dibujo de árboles… como los árboles no estaban prohibidos… el dibujo, pasó. Y el padre le preguntó: -Esas frutas, esas frutas de colores que hay… ¿Qué son?, ¿Naranjas, limones, manzanas?, ¿Qué son?. Y la niña lo hizo callar: -Shhh, bobo, ¿No vés que son ojos? Los ojos de los pájaros que te traje a escondidas.
La abuela.
La abuela Raquel estaba ciega cuando murió. Pero algún tiempo después, en el sueño de Elena, la abuela veía. Y en el sueño, la abuela no tenía un montón de años, no era un puñado de cansados huesitos. Era nueva. La abuela era nueva en el sueño de la nieta. Tenía, la abuela, cuatro años. Y era una emigrante entre otros emigrantes, que estaba llegando, al cabo de una larga travesía por la mar, desde la remota Besarabia. Y en el sueño, la abuela pedía a la nieta que la alzara, porque quería ver el Puerto de Buenos Aires. Y así, la abuela, en brazos de la nieta, conoció el lugar donde iba a pasar todos los días de su vida.
El monstruo amigo mío.
Yo al principio no lo quería, porque creía que me iba a comer un pié. Los monstruos son agarradores de mujeres, que se llevan una mujer en cada hombro, y si son monstruos viejitos, se cansan y tiran a una de las mujeres en la cuneta del camino. Pero este monstruo, el amigo mío, no agarra mujeres ni nada. Todos le tienen miedo porque el pobre no sabe hablar, pero él es bueno. El problema es que es tan, pero tan grande que los gigantes le llegan al tobillo. Viene y me visita. En el cielo no vive, porque si viviera en el cielo como Dios, se caería. Es demasiado grande para vivir en el cielo. Hay otros monstruos, no tan grandes, que viven en Plutón, o en el infinito, o en el piranfinito, pero él vive en el África. Y de ahí viene y me visita. Ahora, cualquier día de estos va a aparecer ¿Eh?. Va a venir, caminando por el mar, va a venir, convertido en un guerrero que más inmenso no puede ser y echando fuego por la boca, y de un solo soplido va a reventar la cárcel donde lo tienen preso a mi papá y me lo va a traer en la uña del dedo chiquito y yo me lo voy a meter a mi cuarto, por la ventana me lo voy a meter y yo le voy a decir: “Hola” y el monstruo se va a volver al África despacito por la mar y entonces mi papá va a salir a comprarme caramelos y chocolatines y una nena. Y se va a conseguir un caballo de verdad y vamos a salir a galope por la tierra. Mi papá y yo. Yo agarrado de la cola del caballo al galope, lejos. Y después, cuando mi papá sea chiquito, yo le voy a contar la historia del monstruo amigo mío, para que mi papá se duerma cuando llegue la noche.

domingo, 22 de agosto de 2010

Santa Cruz ciudad infernal.


No, no pienso hablar del calor calimoso de hace unos días ni de los múltiples escandalazos políticos que nos azotan. Hablo del infierno de verdad, el de fuego y azufre, de eso también sabemos mucho tras más de treinta años de gobierno de la derechona, tal es así que resulta que a nuestro Ayuntamiento no se le ocurre otra cosa para burlar la Ley de la Memoria Histórica que para salvar al “Monumento a Franco” endosarle un lifting de nombre por el de “Ángel caído”. Aunque uno sea muy poco religioso, sabe que el Ángel caído es una de las denominaciones de Lucifer al ser expulsado del cielo. Cierto que le han puesto un nombre diabólico al homenaje a un gran demonio que gobernó el Estado Español durante 40 años, sin embargo uno no deja de maravillarse de las ocurrencias de nuestros munícipes.
Cuando uno mira en la web de nuestro Ayuntamiento (para ver como justifican esta “brillante” idea) se puede entender algo, ¡claro!, es que el listillo de turno usa para publicitar el monumento una foto con un primerísimo plano del ángel de la escultura, sin que –casualmente- se vea que encima de nuestro amigo alado hay un enorme señor, con espada en mano y bandera al cuello, que quiere salir volando para cortar cabezas de “rojos”.
Eso de ser la única ciudad del mundo que homenajea al “Diablo” en una de sus principales arterias no deja de ser llamativo. Yo la verdad que tal vez no sea el mejor crítico del arte, pero no acabo de entender el nombrete. No le veo a la imagen del ser alado ni cuernos ni rabo (dios no lo quiera) y si observamos la estatua nadie entenderá que pintan los escudos alegóricos a las Islas y menos aún quien es el que va cabalgando encima si el de abajo es Lucifer ¿Dios?, ¿Adán? ¿Zerolo? ¿Un señor que pasaba por allí?. Todavía, si hubiese coincidido el rebautizo con la abrupta salida de Ángel Llanos del gobierno municipal hasta se le podría ver cierta gracia al invento.
La realidad es que cualquiera que haya vivido algo de tiempo en Santa Cruz sabe que ese es el “Monumento a Franco”, una memoria colectiva que es corroborada además por las propias actas municipales de la época, que explican bien claro el origen y significado del mismo. Esa es la realidad histórica, política y artística del monumento, no hay más. En este caso tenemos claramente un Ayuntamiento que usa una treta para mantener un homenaje al dictador, saltándose la propia ley y especialmente la memoria de las miles de personas asesinadas, encarceladas, perseguidas y represaliadas en Canarias por el simple hecho de pensar diferente, por ser de izquierdas.
No nos engañemos, trasladar el monumento a un dictador hasta un museo no es una cuestión de estética artística o de revanchismo, es un ejercicio de ética colectiva que en Canarias por desgracia ha faltado a espuertas. Incluso el modesto monumento en homenaje a los miles de tinerfeños que estuvieron presos en Fyffes ha tenido que ser sufragado por un colegio de la ciudad, lo que ofrece una clara imagen de la escasa o nula voluntad política al respecto de los grupos presentes en el consistorio.
Tenemos una ciudad llena de recuerdos y ensalzamientos al franquismo, como si el dictador aún estuviese descansando en su cama del Pardo. Miles de placas con los yugos y flechas adornan las entradas de otros tantos bloques de Viviendas de Protección Oficial a lo largo y ancho de la ciudad. En algunos puntos además son acompañados por grandes estelas con el mismo símbolo y el del sindicato vertical franquista, las de Juan XXIII y la barriada de José Antonio (nombre del fundador de Falange) son buen ejemplo de ello. Pero podemos ir mucho más allá. A pocos metros de la estatua del dictador tenemos un colegio público que lleva casualmente el nombre de uno de sus confesores, el obispo Fray Albino, uno de los principales ideólogos de la “cruzada”, defensor furibundo de los fusilamientos como purificación y antisemita convencido, un centro escolar que hasta hace poco también estaba presidido por un enorme escudo preconstitucional. Pero eso no es nada, en el corazón del Toscal hay otro colegio público dedicado al fundador de las JONS, Onésimo Redondo, que junto con Falange conformó el principal partido del régimen fascista y subiendo hacia el barrio de Salamanca tenemos el CEIP José Antonio, el mismito que el de la barriada. Hasta la popular escultura del “Chicharro” está sobre la plaza de “Alférez Provisional”, cuerpo paramilitar de estudiantes creado en septiembre de 1936 por los golpistas.
Nadie nos ha preguntado en Santa Cruz por los símbolos que queremos que nos representen o a quienes debemos mantener en esa memoria colectiva que son nuestras calles, colegios y plazas. Los cambios se hacen como si la ciudadanía fuese un elemento molesto, a la que jamás se puede consultar. Todo se ha hecho por decreto, a oscuras, lejos de la gente que vive aquí.
Mientras, a todas estas, aún tenemos al último alcalde republicano electo de Santa Cruz olvidado en alguna fosa, esa es la mejor imagen que nos puede quedar sobre el ejercicio de la ética en nuestra ciudad de los infiernos.
Foto: José Mesa

jueves, 19 de agosto de 2010

El gran problema de África es la impunidad.


A continuación reproduzco unas interesantísimas declaraciones de Aziz Fall responsable de la causa penal internacional para aclarar el asesinato de Thomas Sankara. Muy probablemente ninguno de los dos nombres anteriores te diga nada, es normal, el primero es un prestigioso abogado y el segundo un presidente asesinado, ambos africanos, ambos seres anónimos, sin importancia para los medios de comunicación occidentales que sólo retratan imágenes prefabricadas de un continente rapiñado por los países ricos.
Thomas Sankara fue durante cuatro años presidente de Burkina Fasso, hasta su asesinato a mano de unos golpistas a sueldo de EE.UU., Francia y otros socios africanos. En esos pocos años Sankara puso en marcha un proceso revolucionario de lucha contra la corrupción, el analfabetismo, la pobreza, la discriminación de la mujer que le ha hecho recibir el sobrenombre del “Che Guevara negro”.
Su corto gobierno, sumido en continuos ataques internos y externos de los últimos coletazos de la Guerra Fría, tan caliente en el continente africano, significó un periodo de ilusión y transformación. Una de sus primeras medidas fue muy significativa, incluso de curiosa actualidad para Canarias, cambió la flota de vehículos oficiales Mercedes por modestos Renault 5, el vehículo más barato que se podría conseguir en el país.
Sus campañas de alfabetización, la prohibición de la ablación genital femenina, sus llamamientos internacionales advirtiendo del peligro del SIDA, esfuerzos para controlar la natalidad, campañas de salud infantil que hicieron descender enormemente la mortalidad infantil, planes de reforestación masivos, una potente reforma agraria con reparto de tierras entre los campesinos...todo ello junto con una política exterior abiertamente antiimperialista y de denuncia contra la deuda del Tercer Mundo, como en Adis Abeba (también lo reproduzco a continuación) le valieron una sentencia de muerte en forma de Golpe de Estado.
En una ocasión dijo:
"Llaman provocación a las verdades que nosotros proclamamos, mientras que las mentiras que ellos cuentan se convierten en verdades absolutas. Nuestra lucha por la independencia y el bienestar de nuestros pueblos es tachada de insumisión, y el saqueo que ellos hacen de nuestras riquezas se llama obra civilizadora. Así escriben ellos la historia, y así se la aprende la mayor parte de la Humanidad. Por eso yo prefiero sentir a mí lado al Che antes que a cualquiera de ellos".
Su obra y su pensamiento le costaron la vida, sin embargo es una prueba más, junto a Lumumba, Mandela, Ben Bella, Amílcar Cabral o Nkrumah entre otros que es posible la esperanza, por muy difíciles que sean las condiciones. Precisamente Kwame Nkrumah decía en su libro “África debe unirse”:
“Si ese mundo exterior nos niega su simpatía y su comprensión, tenemos, al manos, derecho a pedirles que nos dejen solos, para que labremos nuestros destinos en la forma que parezca más afín a nuestras circunstancias y medios, tanto humanos como materiales. De todos modos, estamos decididos a vencer las fuerzas destructoras que se nos oponen y a forjar en África una nación...”
Esperemos que estas palabras se hagan realidad algún día, que por conseguir metales para las baterías de nuestros móviles o piedras preciosas a buen precio para los millonarios del primer mundo no se vuelva a provocar la caída de un buen presidente o presidenta, la muerte de más seres humanos. Lean la entrevista y saquen sus propias conclusiones.
Entrevista:
Aziz Fall, politólogo de origen senegalés y egipcio, lidera el grupo de abogados que lleva el caso Sankara, una lucha contra la impunidad en África, cuya persistencia, es, a su juicio, el problema fundamental en el continente. Fall debe protegerse, pues le persiguen y amenazan por medio mundo. En esta entrevista nos cuenta su lucha.
A comienzos de los años 80, Thomas Sankara inició una auténtica revolución democrática y popular en Burkina Faso. Tras llegar al poder mediante un golpe de estado, abolió los privilegios de los jefes tribales, dio derechos a las mujeres, promovió la educación y la sanidad públicas, y combatió con dureza la corrupción y el imperialismo. Poco tiempos después, su principal colaborador, Blaise Campoaré, actual presidente del país, le asesinó junto a sus más fieles seguidores. Sankara ya intuía su final. “Los revolucionarios, como los individuos, pueden ser asesinados, pero nunca se podrán matar las ideas”, había dicho poco antes.
Una década después, una veintena de abogados de varios países inicia el proceso Sankara para tratar de averiguar qué pasó exactamente, quién mató al capitán burkinés y, sobre todo, para reparar el daño causado a su familia. El coordinador de este grupo es el politólogo de origen senegalés y egipcio Aziz Fall, que participó hace unos días en un simposio celebrado en el Festival de Sur de Agüimes (Gran Canaria). En el programa, su identidad figuraba tras un misterioso “interviniente cuya identidad no se desvelará hasta el día del simposio”. Fall debe andarse cuidado, su discurso levanta muchas ampollas. GuinguinBali tuvo ocasión de hablar con él.
“El caso Sankara es un ejemplo clásico de impunidad, un asesinato financiado por el imperialismo y sus líderes. Por eso, nuestra lucha es contra la impunidad”, asegura Fall. Tras agotar todas las vías posibles en Burkina Faso, el caso ha llegado a la ONU, quien la ha admitido a trámite en su comisión de Derechos Humanos. Sin embargo, esta “victoria” es realmente “pírrica”, dice Fall. De hecho, no existe ninguna voluntad de presionar a Blaise Campoaré y su gobierno para que se aclaren las circunstancias de la muerte de Sankara, asesinado junto a otras trece personas.
“Todo esto es un complot internacional que va más allá de la propia Burkina Faso y en el que están implicados Estados Unidos, Francia y algunos países africanos. El ex presidente de Liberia, Charles Taylor, es un criminal que se escapó de una prisión federal en EEUU, a donde había ido a parar por robar la caja de la Asociación de Estudiantes de Liberia. ¿Cómo se puede escapar de una cárcel federal estadounidense? Eso es imposible. Luego se le pudo ver en Libia como agente de la CIA”, explica Fall.
Según el politólogo, existen testigos de la amistad que trabaron entonces Taylor, el líder rebelde de Sierra Leona Fodé Sanko y el burkinés Blaise Campoaré. Entre ellos se pusieron de acuerdo para eliminar a Sankara y, a cambio, ayudar a Taylor para que pudiera llegar al poder en Liberia por la fuerza. Eso fue exactamente lo que ocurrió después. “Tras el golpe de estado de Campoaré y el asesinato de Sankara, Taylor inicia la guerra civil en Liberia y Sierra Leona y comienza el robo de diamantes en ambos países para financiarlo. Por supuesto, Campoaré recibió su parte de este botín y por eso Burkina Faso, que no tiene diamantes, los vende en el mercado internacional”.
“Apoyado por Francia y con los diamantes que le llegaban de Liberia y Sierra Leona, Campoaré pudo corromper a sectores enteros de la sociedad del país, comprar a parte de la oposición política y asesinar a las personas que se oponían a él. Esa capacidad es la que le ha convertido en un bombero pirómano, en un mediador en todos los conflictos de la región, un rol que el presidente de Burkina Faso ha asumido como agente de Franciáfrica”, asegura.

UNA ESPINA CLAVADA
El caso Sankara es una espina clavada en Burkina Faso. “Mientras no haya una investigación en condiciones no hay reconciliación posible. No es una cuestión de dinero, la familia de Thomas no lo aceptará. El Gobierno de Burkina ha desplegado muchos medios para intentar frenar nuestras acciones. A los veinte abogados que trabajan en el caso y que no cobran por ello se les ha intentado corromper e intimidar, pero este caso no se detendrá. El problema fundamental de África es la persistencia de la impunidad, de los crímenes de Estado. Hace unas semanas, la familia de Patrice Lumumba ha puesto una demanda en Bélgica. Nos atrevemos a esperar que algo está cambiando en el Derecho Internacional y nosotros estamos honrados de aportar a este cambio”, explica Fall.
Una de las paradojas del caso Sankara es que Francia acogió y dio protección a la viuda de Thomas Sankara y a su familia tras su muerte. “Eso no hace sino explicar bien claro de qué manera actúa Francia, con una mano hace una cosa y con la otra, otra bien distinta”, añade.
Fall no se muestra nada optimista respecto a los procesos políticos que se viven en África. “La división internacional del trabajo ha asignado a África el papel de suministrador de materias primas, los líderes africanos podrán hacer lo que quieran mientras no se opongan a esto, hagan lo que hagan. La novedad en África es que en el mismo seno del Estado han surgido organizaciones criminales que saquean al Estado, lo hemos visto en Costa de Marfil, en la República Democrática del Congo (RDC), en Guinea. En esas zonas desestabilizadas aparecen las multinacionales que también aprovechan la inexistencia del Estado para el pillaje y el saqueo”.
“O el Estado renuncia a sus propios recursos y los privatiza, siguiendo las recetas de ajuste estructural de los grandes organismos internacionales, o bien se produce el saqueo. En cualquier caso, se pierde. Los procesos de democratización real no cuentan con apoyos. Es más, las iniciativas que en Occidente se llaman de buena gobernanza no son sino la parte política de los ajustes económicos que se imponen a las economías africanas. Se está fomentando la aparición de una tecnocracia africana que gestiona los recursos, pero sin proyecto de sociedad, con una sociedad civil en manos de los intereses del sector privado. En ese escenario, la democracia, la alternancia, no es real”, apunta.
Sin embargo, ante este panorama, Fall opta por no cruzarse de brazos. “Estamos ante la extensión de un cáncer. África resiste, pero el modelo de la globalización agrava la crisis. Si no creyéramos que esto puede cambiar, no lucharíamos. Nosotros, que hemos luchado contra el apartheid, no hay sistema invencible. Y no hay ningún sistema político en África que sea más sofisticado de lo que fue el apartheid en Sudáfrica. Si los gobiernos corruptos africanos perdieran el apoyo occidental y una décima parte de lo que va a cooperación fuera para sostener nuestra lucha, lo lograríamos”.
Para Fall, “la guerra de España no ha terminado, el neoliberalismo es un fascismo blando. Y África es el eslabón más blando de ese fascismo. Ahora Franciáfrica y sus aliados están preocupados por la llegada a los espacios útiles del continente de India, Brasil o China. En esta globalización interesa África sin los africanos
Fuente: guinguinbali o en la Aziz Fall


domingo, 20 de junio de 2010

Saramago se apagó en la Isla de los volcanes.


No es mi intención que mis artículos recuerden a veces a una elegía, por suerte cuando se admira a tanta gente buena a veces las palabras de homenaje salen solas de mis dedos cuando de golpe sientes que ellos ya no están ahí, que no les podrás pedir su firma para un manifiesto, un poema o una canción. Aunque siempre es triste la desaparición de una persona lo es aún más cuando ha sido un ser humano comprometido con la transformación de este planeta en el que vivimos. Son demasiados y demasiados buenos las mujeres y hombres que se han empeñado en esta tarea a lo largo de los siglos, a algunos por desgracia los estamos perdiendo en los últimos años tras haber consumido vidas en muchos casos plenas, factor este que no tiene que ver con una mayor o menor estancia sobre la corteza de nuestra tierra, sino con la manera en que hacemos frente a los grandes problemas de nuestra existencia. He tenido la fortuna de conocer gente que viviendo apenas dos décadas fueron capaces de consumir tanto amor por los demás como muchos centenarios juntos.
El viernes perdíamos a José Saramago un escritor brillante que sin embargo guardaba un poco de energía de sus dedos y su mente también para enfrentarse a las amenazas globales y locales que hacen peligrar nuestra existencia. Saramago, a diferencia de tantos intelectuales actuales obsesionados con admirar su propio ombligo, levantó la cabeza por encima de las paredes de su casa en Tías (Lanzarote), de su teclado y de los hoteles que le acogían cuando presentaba sus libros para reflexionar y participar activamente de diferentes luchas políticas, sociales o medioambientales. Eso lo convirtió en un intelectual incómodo, capaz de sacarle los colores al capitalismo en cualquier momento y lugar.
Saramago con sus grandes lentes supo ver la injusticia y como detrás de ella existe un problema llamado capitalismo que consume vidas humanas, naturaleza, esperanzas...sin detenerse un segundo. No me extraña que los medios más recalcitrantes de la derecha le hayan dedicado apenas unas líneas sacadas a regañadientes, tal fue su obra que ni queriendo podrían haber hecho otra cosa.
No tenemos a Saramago, por suerte nos queda su obra y muchas reflexiones en forma de artículos. Me conmueve especialmente la idea de que una parte de sus cenizas reposen para siempre en el suelo de Lanzarote, al pié de un árbol que él mismo plantó y vio crecer en su casa de Tías. En esa casa preñada de libros donde parió el genial “Ensayo sobre la ceguera” vivió la mayor parte de sus últimos diecisiete años de vida, la misma casa de donde salieron infinidad de manifiestos de apoyo a mil causas y luchas, palabras de paz, solidaridad, cariño, justicia, democracia. También desde su casa de Tías nacieron duras palabras contra los políticos del cemento que habitan estas peñas atlánticas a medida que a fuerza de conocer a sus gentes y sus paisajes se identificó con luchas como la defensa de El Berrugo en Lanzarote o El Cotillo en Fuerteventura.
En su biblioteca de Tías hasta hace unas pocas horas descansaba el cuerpo de Saramago rodeado de sus libros y de los restos de mil conversaciones, alegatos o canciones como la hermosa y revolucionaria “Grândola, Vila Morena” que Luis Pastor y otros interpretaron en esa misma habitación hace apenas cuatro años. En una parte de su letra dice “...en cada esquina un amigo, en cada rostro, igualdad, Grândola Villa Morena tierra de fraternidad...” que ganas tenía José de llegar a la hermosa Villa Morena de la canción, al faltarnos él tendremos que arremangarnos un poco más para que algún día esa tierra de amistad, igualdad y fraternidad donde el pueblo es el que ordena sea una realidad.

Un fragmento de una entrevista a Saramago para el magnífico documental la Isla Estrellada del realizador canario Manuel Mora Morales.

“Grândola, Vila Morena” la canción que marcó la revolución de los claveles en Portugal resuena en la biblioteca que hasta hace pocas horas sirvió para rendir el último homenaje a Saramago.

sábado, 19 de junio de 2010

José Saramago y la defensa del medioambiente canario.


Hace unos años el escritor José Saramago dedicó este texto a la defensa de El Cotillo un espacio natural de Fuerteventura donde se pretendían construir varios campos de golf. En este texto se recoge parte de su pensamiento que ahora, poco después de su muerte sigue más vivo que nunca, un pensamiento que nos habla de El Cotillo pero también del resto del planeta, puedes cambiar cualquier topónimo y el texto sirve igual.
Sirva para su recuerdo y memoria.
SOBRE EL COTILLO
Al principio, todos los hombres eran dueños de la tierra. Luego llegó el día en que una persona puso cerco a una parcela y dijo, “Esto es mío y lo voy a trabajar para mí y mis descendientes”. Qué lejos estaba ese hombre de suponer que aquel acto más o menos egoísta, más o menos ingenuo, quizá necesario, iba a acabar en esta sinrazón precavernícola y disparatada, irracional y por tanto inhumana, en que algunos propietarios de la tierra se han instalado, creyendo, sin ninguna razón moral que lo justifique, que son algo más que simples usuarios de la tierra, porque la verdad incuestionable es que la tierra es de todos y todos tenemos sobre ella derechos y obligaciones.
Quizá alguien puede venir diciendo “Esto es mío y voy a hacer aquí un imperio de hormigón que me va a rendir muchos millones que luego me llevaré a la tumba para alimentar a mis gusanos”. Hay quien piensa así, desgraciadamente, pero la sociedad entera tiene la obligación de hacerle entender que carece de derecho, porque la tierra y el bien común esta por encima de la desmedida ambición y del crimen. Y crimen es herir una tierra que no es infinita, un paisaje que no tiene la culpa de ser hermoso, unas personas que no pueden ser atropelladas por lo peor de esta civilización, por el dinero rápido, la soez grosería, el encanallamiento de quien nada respeta porque nada entiende.
Hay hombres así, constructores que no saben qué significa el concepto respeto, políticos sin escrúpulos y sin imaginación que promueven y fomentan la destrucción inmediata porque carecen de ideas alternativas para facilitar la vida a sus paisanos, propietarios que venden como si detrás de ellos nada existiera y que luego encabezarán manifestaciones racistas y xenófobas argumentando que lo malo que les ocurre a ellos y a sus hijos llega de fuera, sin darse cuenta de que ellos abrieron la caja de los truenos al permitir que se instalara en su sociedad el desarrollo explotador e incontrolado, que es todo lo contrario al deseable progreso humano.
Pero no nos equivoquemos: el mal avanza. Estos propietarios que no respetan las tierras que recibieron de sus antepasados o que compraron especulativamente, estos políticos de piedra y ambición que se mantienen con la coartada de los votos, tantas veces manipulados, estos constructores que edificarán mal y rápido, utilizando esclavos, sin consideración por nada y por nadie, ese grupo conseguirá sus objetivos si los ciudadanos no logramos frenarlos.
Ese es el gran reto que tenemos: utilizar, frente a la ambición inmoral, la inteligencia; frente a las artimañas legales, el peso del Derecho; frente a la rapiña la honestidad; frente a la corrupción, la fuerza de la razón moral y creadora. Los ciudadanos de buena voluntad no pueden ceder, no podemos cansarnos. El Cotillo no puede ser destruido, Fuerteventura tiene que ser preservada, las Islas Canarias no se pueden permitir otra agresión.
Hoy en El Cotillo, ayer en El Berrugo, mañana otra vez en el Berrugo y en El Cotillo y en todos los lugares donde pretendan instalar la destrucción y la muerte nos iremos encontrando, porque es nuestra responsabilidad, porque no podemos permitir que acaben con Canarias.
José Saramago

miércoles, 19 de mayo de 2010

A los descatalogadores de la democracia.


Me repugna profundamente lo que ha sucedido hoy en el Parlamento de Canarias. Que Coalición Canaria y el Partido Popular hayan pasado por encima de las peticiones de los científicos canarios, de los técnicos del gobierno, de multitud de organizaciones ciudadanas y hasta de cuatro Cabildos para aprobar una ley que directamente desprotege a las especies animales y vegetales que afectan los planes especulativos de un puñado de empresarios es una barbaridad.
No podemos sorprendernos, por desgracia tenemos lo que nos merecemos como pueblo. Hemos permitido que en Canarias se conformen y se perpetúen partidos de carácter cada día más mafioso al servicio de unos intereses oscuros o mejor aún morados, como los billetes de 500 euros.
Es cierto que teniendo una de las leyes electorales más injustas que se pueden tener se les ha hecho mucho más fácil el trabajo. Con la excusa del “voto útil” y como decía Soria de no “balcanizar” el Parlamento se favorece a los caciques insulares y a los grandes aparatos de partido capaces de movilizar electorados a golpe de talonario y redes clientelares.
Tenemos un País donde parece que se premia la incapacidad. Siempre a la cabeza de las cifras del paro, marginación, precariedad o fracaso escolar y sin embargo miles de canarios mantienen inamovible su voto como si fuera una santa patrona que cada cuatro años hay que sacar a hombros.
Los personajes que votaron hoy a favor de esta aberración legislativa no son portavoces del pueblo, debemos dejarlo claro, son el brazo ejecutor de los poderes económicos que son quienes realmente los ponen o quitan a su absoluta voluntad. Habremos escuchado decenas de veces a portavoces de PP y CC hablar de que esta ley es para proteger las especies, que su intención es puramente bondadosa pero no han tardado ni unas horas en salir el señor Berriel a pedir que se aplique la nueva ley con el proyecto de Puerto de Granadilla. Lo peor es que encima estos peleles nos cuestan a todos los canarios y canarias varios millones de euros anuales en sueldos y demás prebendas.
Los parlamentarios han ejecutado hoy de forma clara el “ritual de apareamiento” del poder político y del empresarial que ha convertido a las Islas en un reguero de cemento y piche como resultado de sus amoríos.
Por suerte, a pesar de nuestras históricas carencias educativas y organizativas cada vez, más a medida que nuestro nivel cultural aumenta también lo hace una respuesta social cada vez más potente y argumentada a ese modelo político caciquil. Esa es la gran esperanza de Canarias, la que hasta ahora en un pulso desigual con el poder ha logrado pequeñas victorias. Es la batalla de la imaginación, la cultura, la ilusión, los argumentos, la juventud frente a un poder político-económico que hasta ahora ha mantenido en gran parte su hegemonía gracias a una sociedad miedosa, desarticulada, comprable y un tanto sumisa ante el poder. Por suerte esta ya no es la sociedad de hace unas pocas décadas que seguía la melodía de los destructores como las ratas a al flautista de Hamelín, esperando que el sacrificio del paisaje y la naturaleza nos dotara de un bienestar del que a la hora de la verdad muy pocos han disfrutado.
Se que a todos y todas nos ha dolido que una vez más usen el Parlamento para desvirtuar la democracia, para convertirla en un juguete roto. Las imágenes de Paulino, Soria y Berriel felicitándose por la votación no nos deben llevar a engaño, más aún cuando la razón está de nuestro lado. Nuevamente la respuesta se está articulando desde los movimientos sociales, el mundo científico canario, algún despacho de abogados y las organizaciones políticas dignas. Tengo la confianza que una vez más lograremos parar los manotazos de Goliath e incluso con un poco más de esfuerzo organizativo podremos verlo caer, tiempo al tiempo.

domingo, 25 de abril de 2010

Entre Venezuela y Nadalandia. Por Eduardo Galeano.


Reproduzco este fantástico artículo del gran Eduardo Galeano donde refuta esa tesis generada machaconamente desde los medios de masas sobre la "dictadura venezolana". Mala cosa es cuando nos creemos a pies juntillas lo que los medios reproducen como si fuera una verdad suprema, después nos pasa como decía Bertolt Brecht, que ya es demasiado tarde cuando vienen a por nosotr@s. En la Venezuela real la mayoría de la población trabaja por una revolución que por primera vez en muchos años se fija en los desposeídos, en los que nunca tuvieron nada, en los que quedaron al margen del oro negro...al otro lado están gran parte de las élites ilustradas, las auténticas beneficiadas del petróleo, que temerosas de perder sus lujos obtenidos a base del sudor de los que nada tenían. Esos, que puedes escuchar plañideramente son los que hablan de dictadura, parapetados en sus universidades privadas, en sus medios ultraderechistas y sus urbanizaciones “made in USA” nos los venden en los periódicos, radios y televisiones de Europa como una mayoría de “demócratas” sometidos por la marea roja. Los mismos demócratas que hace unos cuantos abriles jalearon y promovieron un Golpe de Estado realizado con la colaboración directa de Bush y Aznar (aunque alguno no quiera ni que se hable de este tema). Disfruten del artículo, no tiene desperdicio.
Entre Venezuela y Nadalandia
Eduardo Galeano
Extraño dictador este Hugo Chávez. Masoquista y suicida: creó una Constitución que permite que el pueblo lo eche, y se arriesgó a que eso ocurriera en un referéndum revocatorio que Venezuela ha realizado por primera vez en la historia universal.
No hubo castigo. Y esta resultó ser la octava elección que Chávez ha ganado en cinco años, con una transparencia que ya hubiera querido Bush para un día de fiesta.
Obediente a su propia Constitución, Chávez aceptó el referéndum, promovido por la oposición, y puso su cargo a disposición de la gente: “Decidan ustedes”.
Hasta ahora, los presidentes interrumpían su gestión solamente por defunción, cuartelazo, pueblada o decisión parlamentaria. El referéndum ha inaugurado una forma inédita de democracia directa. Un acontecimiento extraordinario:
Cuántos presidentes, de cualquier país del mundo, se animarían a hacerlo?
Y cuántos seguirían siendo presidentes después de hacerlo?
________________________________________
Este tirano inventado por los grandes medios de comunicación, este temible demonio, acaba de dar una tremenda inyección de vitaminas a la democracia, que en América Latina, y no sólo en América Latina, anda enclenque y precisada de energía.
Un mes antes, Carlos Andrés Pérez, angelito de Dios, demócrata adorado por los grandes medios de comunicación, anunció un golpe de Estado a los cuatro vientos. Lisa y llanamente afirmó que “la vía violenta” era la única posible en Venezuela, y despreció el referéndum “porque no forma parte de la idiosincrasia latinoamericana”. La idiosincrasia latinoamericana, o sea, nuestra preciosa herencia: el pueblo sordomudo.
________________________________________
Hasta hace pocos años, los venezolanos se iban a la playa cuando había elecciones. El voto no era, ni es, obligatorio. Pero el país ha pasado de la apatía total al total entusiasmo. El torrente de electores, colas enormes esperando al sol, a pie firme, durante horas y horas, desbordó todas las estructuras previstas para la votación. El aluvión democrático hizo también dificultosa la aplicación de la prevista tecnología último modelo para evitar los fraudes, en este país donde los muertos tienen la mala costumbre de votar y donde algunos vivos votan varias veces en cada elección, quizá por culpa del mal de Parkinson.
________________________________________
“¡Aquí no hay libertad de expresión!”, claman con absoluta libertad de expresión las pantallas de televisión, las ondas de las radios y las páginas de los diarios.
Chávez no ha cerrado ni una sola de las bocas que cotidianamente escupen insultos y mentiras. Impunemente ocurre la guerra química destinada a envenenar a la opinión pública. El único canal de televisión clausurado en Venezuela, el canal 8, no fue víctima de Chávez sino de quienes usurparon su presidencia, por un par de días, en el fugaz golpe de Estado de abril del año 2002.
Y cuando Chávez volvió de la prisión, y recuperó la presidencia en andas de una inmensa multitud, los grandes medios venezolanos no se enteraron de la novedad. La televisión privada estuvo todo el día pasando películas de Tom y Jerry.
Esa televisión ejemplar mereció el premio que el rey de España otorga al mejor periodismo. El rey recompensó una filmación de esos días turbulentos de abril. La filmación era una estafa. Mostraba a los salvajes chavistas disparando contra una inocente manifestación de opositores desarmados. La manifestación no existía, según se ha demostrado con pruebas irrefutables, pero se ve que este detalle no tenía importancia, porque el premio no fue retirado.
________________________________________
Hasta ayercito nomás, en la Venezuela saudí, paraíso petrolero, el censo reconocía oficialmente un millón y medio de analfabetos, y había cinco millones de venezolanos indocumentados y sin derechos cívicos.
Esos y otros muchos invisibles no están dispuestos a regresar a Nadalandia, que es el país donde habitan los nadies. Ellos han conquistado su país, que tan ajeno era: este referéndum ha probado, una vez más, que allí se quedan.

En el imperio también hacen trabajar a las neuronas.

Dame pa matala. "Tú corona no me calla"

lunes, 12 de abril de 2010

En defensa de la política.


Hay un aroma nauseabundo en Santa Cruz de Tenerife que a pesar de lo que puedes pensar no proviene de las chimeneas de La Refinería, es un olor sucio que parece filtrarse por debajo de las puertas y las rendijas del Ayuntamiento.
En las últimas semanas nos podemos desayunar, comer y cenar descubriendo como la concejal de urbanismo de la capital aprovechando su puesto ha utilizado miles de euros de todos los ciudadanos de Santa Cruz para realizar actividades lúdicas bastante alejadas de su función principal o más recientemente la contratación de la novia de un periodista amigo de nuestro alcalde como asesora, con un sueldo de más de cincuenta mil euros anuales, sin que hasta el momento nadie de sus supuestos compañeros de trabajo sepan ni como es su cara.
Desde luego no rechazo que los ayuntamientos contraten asesores o técnicos que puedan aportar ideas y trabajo para un municipio que está falto de ellas. Lo que me parece absolutamente inmoral es que se paguen esos sueldos tan desproporcionados a personas cuyo único mérito es ser más o menos amigos de los políticos de turno.
Política, la verdad que esta palabra cada vez gana más y más enemigos. Al descubrir casos como estos cada día más ciudadanos huyen de la idea de la política como el gato del agua. Tal vez no saben que precisamente con esta actitud se favorece a esas rémoras que se alimentan del resto de la sociedad.
En las pasadas elecciones del 2007 tuve la ocasión de compartir un vuelo a Lanzarote con otro político. En esa ocasión iba como uno de los candidatos de la coalición Alternativa Popular Canaria-Alternativa Ciudadana 25 de Mayo para presentarla ante los medios en rueda de prensa. Para poder ir en ese vuelo había logrado escaparme por un día de mi trabajo precario en una fábrica de producto lácteos y juntado el dinero del pasaje gracias a varios compañeros. Dos asientos por delante de mi estaba Ignacio González, candidato del CCN al Parlamento. Rodeado por dos asesores, consultando papeles, con un traje caro absolutamente ajeno a eso otro “político” de la competencia que viajaba casi de prestado unos asientos y millones de euros por detrás de él.
Probablemente les parecerá una tontería, sin embargo a mi me parece un ejemplo del abismo existente entre dos maneras de hacer y entender la política. Si queremos podemos mirarnos en el espejo de dos líderes latinoamericanos como son Evo Morales, presidente de Bolivia y José Mújica presidente de Uruguay. Dos buenos ejemplos de ciudadanos, trabajadores metidos en la política que aún viven en casas humildes como una persona más de su País, tan cercanos a su pueblo que resultan casi inexplicables para los que sufrimos la forma de hacer política que se hace en Canarias.
Sinceramente no entiendo que esos elementos metidos en política para enriquecerse ellos y sus familias sean verdaderos políticos. Un tipo como el Alcalde de Arona que gana mensualmente más que Zapatero y reconoce abiertamente que ha hecho favores a amigos diversos gracias a su cargo no merece ese apelativo, se me ocurren muchos otros pero no quiero ser yo el que acabe en los juzgados.
La política se quiere convertir en un problema y no en una posible solución. Sin embargo no deja se ser verdad, oculta para muchos pero verdad al fin y al cabo, que hay miles de personas que trabajan duro para cambiar las cosas, que todos los días se arremangan la camisa sin pedir nada a cambio para cargar el mundo a sus espaldas, ellos y ellas son verdaderos políticos, son los políticos que nos hacen falta, los que rompen el tópico, los silenciados, los que cambian el mundo. Alguno fruncirá las cejas y pensará “al final acabarán vendiéndose” a estos siempre les digo que resulta mucho más fácil venderse ya mismo desde el poder la verdad es que pagan mucho mejor, en los grandes monopolios partidistas están enormemente faltos de sangre fresca y más que afiliados podemos hablar de contratados...sin embargo cuando uno lleva ya tanto tiempo echado al monte merece la pena al menos darle un poco de confianza, creo que con eso basta para poner el mundo patas arribas.

Pepe Mújica un hombre del pueblo y un ejemplo visual de mis palabras.

jueves, 4 de marzo de 2010

Manifestaciones en defensa de nuestro futuro y cuerpos del pasado.


Ayer mientras le echaba un vistazo a la prensa no pude evitar quedarme un tanto preocupado con el nuevo cuerpo de élite de la guardia civil con sede en Canarias. Estos fornidos muchachos, según la delegada del gobierno en esta tierra, entre otras cosas están “preparados para participar en operativos como grandes concentraciones de masas” o en la celebración de “cumbres internacionales” a las que se ve que también querría asistir mucha gente cabreada para requerir la presencia tan aguerridos guardianes.
Sinceramente no me gusta la manera en que las diversas autoridades en Canarias cada vez incorporan nuevas fuerzas de orden especializadas en defender a los políticos melindrosos que tenemos por estas peñas. Entre UIP, UNIPOL y este nuevo cuerpo parece que no quieren dejar la más mínima fisura a un posible estallido social en contra de algo o de alguien. Curiosamente su lugar de operaciones serán los espacios donde ahora mismo se plantean mayores luchas en defensa de nuestro territorio como es puerto de Granadilla, cierre del anillo insular, los trenes, asentamientos afectados por la ley de costas... toda una serie de puntos calientes de lucha vecinal donde claramente a la Delegación del Gobierno y al “Paulinato” no les gustaría dejar cabos sueltos ante una respuesta social que puede ser masiva.
La verdad que no me deja de sorprender estos grandes retenes de fuerzas destinadas a la represión social que en cualquier acto público en la calle se despliegan equipados como si estuviesen en una manifestación de talibanes en el mismo centro de Kabul. Desde luego que se ve lo poco conocen a nuestro pueblo los que entrenan, pagan y mantienen a estos cancerberos del poder político y económico.
Durante esta semana vamos a tener ocasión de comprobar como algunas de estas fuerzas actúan frente a centenares o esperemos que miles de ciudadanos que defienden su derecho a expresarse y que todavía creemos que la calle es un espacio público donde se puede ejercer el derecho a manifestarse.
El jueves y el sábado estamos convocados todos y todas a sendas manifestaciones- concentraciones en defensa de nuestro futuro pero con diversos matices. El jueves, un poco remolones, los sindicatos estatales UGT-CC.OO. se han decidido al fin a protestar en Canarias contra el proyecto de subida de la edad de jubilación. Sinceramente espero que la respuesta sea importante, aunque tan tibia convocatoria haya pasado un tanto desapercibida en los medios. Se que ambas centrales sindicales mantienen estrechos lazos con el poder político que impiden que esta convocatoria sea un catalizador de mayores niveles de contestación social, sin embargo creo debemos acudir sin dudar para tratar de llenar de contenido y reivindicación la jornada, igual que lo haremos cuando sean otras organizaciones sindicales las que encabecen estas protestas.
El sábado tenemos dos movilizaciones más. En Gran Canaria diversas personas a título particular han convocado una marcha con el lema “Por la descolonización y la independencia” a imagen y semejanza de la exitosa manifestación del pasado 24 de octubre. Probablemente haya afeado la manifestación el que desde los editoriales de unos de los medios de comunicación más insularistas y reaccionarios de Canarias se apoye abiertamente la marcha. Esos sucios tentáculos de papel están enredándose cada vez más en torno a la digna reivindicación y lucha de nuestro pueblo por obtener su libertad política ocasionando un daño que algunos aún se empeñan en menospreciar. Por suerte hace poco tuve la suerte de coincidir con uno de los promotores iniciales de esta movilización, un canario luchador digno de admiración al que desde luego que le debo reconocer su enorme honradez y tesón en un acto colectivo que sin duda tendrá interesantes lecturas el día después y al que si pudiera asistiría sin ningún complejo como los muchos canarios y canarias que también repudian a los medios nacional-insularistas. Es importante que desde la calle se reivindique los derechos nacionales de nuestro pueblo aunque sin duda debemos de hacer el esfuerzo para que los mismos vayan siempre ligados a nuestra liberación social.
Si tendré la oportunidad de acudir a la concentración en la sede de Coalición Canaria contra el infumable proyecto de descatalogación de especies que pretenden aprobar en el Parlamento. Seguro que lo haré acompañado de muchas personas que a día de hoy ni entienden ni quieren entender las políticas que desde el gobierno canario se están siguiendo en materia medioambiental (igual que la laboral, sanitaria, cultural, social...).
El movimiento ecologista está creciendo en nuestras islas tras décadas donde el progreso que se nos vendía por parte de las instituciones era un mal necesario que la mayoría de la población ni pensaba en discutir. Hoy en día la labor pedagógica de mucha gente desde diversos ámbitos ha generado una sana conciencia medioambiental que los poderes fácticos denominan como “los del NO a todo”. Desde luego que no está nada mal que hayamos aprendido con el paso de los siglos a decir no a las agresiones de cualquier tipo que en nombre del negociete algunos pretenden ejecutar. Es maravilloso que a cada proyecto basado en el cemento, la especulación y la contaminación la sociedad canaria empiece a articular una respuesta tan potente que hasta el momento ha logrado mantener a salvo muchos espacios insignes de nuestro territorio. Se que los poderosos no están nada conformes con esta situación, sus declaraciones diarias en los diversos medios de comunicación los delatan, sin embargo parece que ya, por si acaso, se han agenciado a los muchachos de verde para repartir goma a la gente del verde ya sea brotes, estrella o sebadal.